PROCESOS DEL CAFÉ

Para crear un café de altura, con las características que distinguen a cada taza de Blasón y que lo hacen destacar en mercados internacionales, es necesario cumplir con un proceso de cultivo, selección y producción de calidad inigualable.

Blason

1- Recolección

Los pizcadores llevan su carga a un beneficio húmedo, donde las cerezas de café son vaciadas en un estanque con agua para separar las que aún no están maduras, así como las impurezas.

Blason

2- Lavado y esparcido

El café lavado y seleccionado es extendido en patios de asoleadero durante 5 días, donde es removido constantemente con rastrillos de madera
de diferentes tamaños, para su secado.

Blason

3- Selección y Clasificación

Ya limpio y seco, el café pasa por un riguroso proceso de selección y clasificación en 3 etapas: tamaño,
peso y color.

Blason

4- Homogeneidad de Molido

El tostado de nuestros granos es lento, logrando extraer de ellos el mejor sabor, aroma y cuerpo.

Blason

5- Reposo del Café molido

El grano ya tostado se transporta a los molinos de rodillos, los cuales controlan la homogeneidad de la molienda.

Blason

6- Empacado al Vacio

Una vez molido, el café se deja reposar para que libere los gases propios del tostado y pueda ser envasado. Es importante que el café no entre en contacto con el oxígeno, ya que éste oxida sus aceites esenciales.

Blason

7- Cuidados mayores

Después de reposar, el café se envasa en tres diferentes presentaciones, libres de contacto con el oxígeno, dándonos una garantía de conservación perfecta mínima de 12 meses.

TIPS Y RECOMENDACIONES
BLASÓN

DISFRÚTALO RECIÉN HECHO

Sólo prepara la cantidad que vas a tomar. Jamás bebas Blasón recalentado o que no sea recién hecho.

Blason